Alimentación y Bebidas

Azafrán español, el oro rojo de calidad excepcional.

España es el segundo país productor de azafrán del mundo, y se le reconoce mundialmente por elaborar un azafrán de calidad excepcional.

Puntos destacados de la historia
  • Se necesitan 200.000 flores, recogidas a mano, para obtener un kilo de azafrán.
  • Una especia única, insustituible en numerosas recetas españolas y en el mundo entero, muy apreciada en la elaboración de arroces, carnes, postres, mariscos y sopas.

El azafrán, considerado como una de las especias más lujosas del mundo es protagonista indiscutible en la cocina tradicional y es muy valorado actualmente en la alta cocina internacional. Denominado “oro rojo», esta codiciada y cotizada especia ha sido utilizada a lo largo de la historia por sus propiedades cromáticas, aromáticas y medicinales.

Su sabor floral único que recuerda a la miel, con un toque ligeramente amargo y su color brillante, lo convierten en un producto gourmet 100% natural indispensable para aromatizar, dar color a las comidas o simplemente decorar los platos más variopintos.

El oro rojo beneficioso para la salud.

Introducido en España entre los siglos VIII y IX como cultivo, el azafrán era considerado por todas las culturas como una de las plantas más apreciadas de todos los tiempos por sus efectos beneficiosos sobre la salud. 

Un elixir de vida sólo al alcance de unos pocos, y al que se le atribuían múltiples propiedades beneficiosas para la salud, entre otras, propiedades afrodisíacas, digestivas, sedantes, antioxidantes, antidepresivas, anticancerígenas, fortalecedor del corazón y reductor del colesterol.

España, segundo país productor de azafrán del mundo.

El azafrán se produce ampliamente en países como Irán, que produce más del 90% de la producción mundial, China, Pakistán, Marruecos, Italia, Grecia y España. En la actualidad España es el segundo país productor de azafrán del mundo, y se le reconoce mundialmente por elaborar un azafrán de calidad excepcional que se distingue del azafrán producido en otros países por su color rojo brillante y su sabor y aroma muy intenso.

Se necesitan 200.000 flores, recogidas a mano, para obtener un kilo de azafrán.

Cultivado en los campos de Castilla La Mancha y Aragón, el elevado precio de este “oro rojo”, se justifica por los costes de  producción y recolección totalmente artesanal que garantizan la máxima calidad del producto.

Un gramo de esta especia de lujo cuesta más de 25 euros. Su alto valor económico la ha hecho conocida como «oro rojo” y es propensa a ser adulterada y falsificada aprovechando su nombre y su valor.

Flor de azafrán, una recolección artesanal.

La flor “crocus sativus” conocida popularmente como flor del azafrán ó rosa del azafrán, florece a finales de otoño. La recolección artesanal de las flores se suele realizar al amanecer cuando la flor está todavía cerrada para conservar la frescura de las hebras hasta su desbrizne. 

El desbrizne totalmente realizado a mano, se realiza con gran precisión y rapidez antes de que la flor se marchite para extraer las hebras enteras evitando tocar el azafrán lo máximo posible para garantizar la calidad del producto. Cada flor tiene tres estigmas filamentosos, de color naranja oscuro a marrón rojizo.

Una vez separadas las hebras de las flores, el proceso de secado es igual de importante para conseguir un producto excepcional. En el proceso de secado de los estigmas, se produce una pérdida de peso de un 80%.

El tostado a fuego lento del azafrán es el responsable del intenso aroma, presencia, mayor contenido en safranal y poder colorante. 

El secado del azafrán ha de hacerse a fuego muy lento y vigilando constantemente la evolución del fuego, la fuente de calor ha de tener unos 35º C.  El azafrán suele secarse en “ cedazos”, un utensilio tradicional compuesto de una tela de seda y un cuerpo de madera con el que se le dan las vueltas necesarias hasta que queda en optimas condiciones para su envasado.

Esta especia de lujo posee unas características físicas y organolépticas únicas, resultado del medio natural, de las condiciones de cultivo y del proceso de elaboración artesanal proporcionando experiencias únicas en los paladares más exigentes.

El Azafrán producido en La Mancha y en Aragón están protegidos con Denominación de Origen y se distinguen por su elevado poder colorante, un aroma fuerte y exótico capaz de transmitir aromas profundos, y un sabor ligeramente amargo. Es presentado únicamente en hebra, nunca molido con los estigmas de color rojo vivo brillante y hebras flexibles. 

Azafrán español, oro rojo

Una especia única, insustituible en numerosas recetas españolas y en el mundo entero, muy apreciada en la elaboración de arroces, carnes, postres, mariscos y sopas.

La versatilidad de esta especia de lujo hace posible la innovación en la elaboración de productos gourmet cuya base es el azafrán. La innovación y el saber de expertos artesanos hacen posible productos tan dispares como licores, chocolates, quesos de oveja, longanizas, fetuccinis e incluso aceite de oliva virgen extra donde las propiedades de esta excepcional especia son aprovechas al máximo.

Un cultivo artesanal y con gran importancia económica que se ha mantenido en el tiempo y que lejos de estancarse se abre a múltiples posibilidades acordes a los tiempos modernos.

Ana Martínez

Apasionada de los viajes y de un estilo de vida equilibrado y sostenible me encanta disfrutar de todo lo bueno que proporcionan las experiencias de alto valor añadido.
Botón volver arriba