Estilo de Vida

Hábitos sostenibles en la familia

Cada vez más la sociedad está tomando conciencia de lo importante que es cuidar del medio ambiente, y no es una moda pasajera, es una necesidad cuidar de este precioso “hotel” que nos acoge temporalmente y por ello es nuestra responsabilidad dejarlo en buen estado para las presentes y futuras generaciones. Los hábitos sostenibles son, por tanto, esenciales para garantizar un futuro de bienestar.

A veces parece que no es fácil porque las circunstancias del entorno pueden no acompañar a priori, pero como todo en la vida, paso a paso, gesto a gesto y, sobre todo, con conciencia de lo que hacemos, si lo integramos en nuestro día a día haremos un hábito que a la larga agradeceremos todos.

Hoy en día nuestros hijos son educados en las escuelas en temas relacionados con la sostenibilidad, pero ¿Qué podemos hacer las familias para ir de la mano con ellos sin renunciar al confort o estilo al que estamos acostumbrados?¿Cómo podemos inculcar hábitos sostenibles en el seno de nuestras familias?

Desde un punto de vista económico está claro que las familias cuentan con un presupuesto y que, a priori, puede parecer que se dispara cuando quieres acceder a productos sostenibles, pero si tenemos la mirada puesta en el largo plazo y consumimos con conciencia este hábito representa un claro beneficio.

Por ejemplo, a la hora de elegir juguetes podemos contribuir eligiendo juguetes de madera sostenible. Además de ser la madera un recurso renovable tiene una gran durabilidad y resistencia por lo que los hace perfectos para otras “generaciones”. Por otra parte, muchas marcas de juguetes contribuyen a causas sociales, con lo que también aportaremos nuestro granito de arena.

Comprar Moda y Complementos

Cuando compramos Moda y Complementos también deberíamos fijarnos sobre el origen de esa prenda (si viene de un fabricante sostenible en materiales y producción, si éste ofrece unas condiciones justas a sus trabajadores…). En la actualidad son muchos los fabricantes de ropa que producen prendas pensadas para durar más con medios sostenibles y naturales y que no nos van a dar problemas en materia de alergias o síntomas de desgaste a la primera de cambio.

Por otra parte, hay una buena oferta de ropa técnica que presenta una diversidad funcional que nos permite utilizarla en diferentes entornos no sólo en ámbitos meramente deportivos. Hay multitud de marcas que nos enseñan que podemos presumir de un estilo tremendamente práctico dotado de propiedades que nos ayudan a disfrutar del día a día de un modo realmente eficiente.

También podemos apoyar la moda circular, es decir, comprando o vendiendo ropa en comercios de segunda mano que están en perfecto estado. Fabricar ropa implica consumir grandes cantidades de agua, energía y trabajo. Probablemente, pensar en ropa ya fabricada para un uso determinado puede resultar una decisión muy acertada si deseamos implementar hábitos sostenibles en nuestra familia.

La compra en el Supermercado

A la hora de hacer la compra en el Supermercado, debemos intentar comprar productos sostenibles, y con esto quiero decir productos de limpieza que sean lo más naturales posibles evitando a ser posible los químicos, intentar evitar los productos en general que contengan plásticos (esto ya es más complicado pero cada vez más las empresas están buscando alternativas sostenibles para un packaging responsable), y sobre todo intentar consumir alimentos naturales y frescos, donde tampoco hace falta saltarse el presupuesto y comprar a lo loco, sino usando el sentido común y pararse a pensar cosas como ¿De dónde viene el producto que quiero consumir?(si ha pasado semanas en un barco hasta llegar al supermercado) o ¿Viene de algún sitio que quede cerca de mi ciudad?¿Qué tipo de clima hace donde vivo y qué me está dando la naturaleza en esta estación del año? En definitiva , ¿Qué me está pidiendo el cuerpo que consuma? Porque el cuerpo es sabio y la naturaleza también, sólo es cuestión de escucharlos y ya lo decía Hipócrates (para muchos el padre de la medicina) «Que la comida sea tu alimento y el alimento tu medicina”.

Medios de transporte sostenibles

Otro hábito que merece la pena destacar es el de intentar fomentar el uso de vehículos no contaminantes como las bicicletas, patinetes, vehículos eléctricos en general…Hay muchas ciudades que invitan a usar la bicicleta como medio de transporte y quienes tratan de respetar el entorno deberían aceptar esa invitación sin vacilación. Son muchos los beneficios que proporciona la práctica del Ciclismo y son muchas las opciones que tenemos a nuestro alcance para disfrutar de esta actividad.

Otros hábitos sostenibles recomendables

Implicarnos en el reciclaje de los residuos que generamos en el hogar y que nuestros hijos lo vean como algo natural, ayudándonos a separar y creándoles un hábito desde bien pequeños.

Y a la hora de consumir ocio o planificar nuestras vacaciones, intentar identificar y apoyar con nuestro consumo a las empresas e instituciones que se preocupen por mejorar el medio ambiente y a la sociedad, ya sea a través de menús saludables, incorporación de energías limpias en sus instalaciones, iniciativas de integración social, etc…

Nosotros tenemos que reeducarnos también, y tratar de hacer entre todos un mundo mejor porque vamos todos en el mismo barco nos guste o no. Instaurar hábitos sostenibles depende de nosotros, no dejemos que la responsabilidad recaiga sobre otras personas. Es responsabilidad de todos.

Tenemos más poder del que creemos, solo que tú decides qué hacer con él.

Botón volver arriba