Alimentación y Bebidas

La cocina de Okinawa, el secreto de la longevidad japonesa.

La longevidad de los habitantes de Okinawa, Japón, ha sido objeto de estudio a nivel global a lo largo de los años. Y es que si pensamos que la dieta de un japonés se limita al arroz y el pescado estamos muy equivocados. Así que vamos a tratar de averiguar qué hay detrás de un estilo de alimentación que es en buena medida responsable de la avanzada edad que suelen alcanzar quienes viven en Okinawa.

Gastronomía en Okinawa
Almuerzo típico de Okinawa con las uvas de mar como plato principal.

Los secretos de la cocina de Okinawa.

Mientras que, en general, la gastronomía japonesa se caracteriza por tener al pescado y el arroz como elementos principales de su dieta básica, en Okinawa destaca la deliciosa comida fresca basada en ingredientes locales.

Los okinawenses comen carne de cerdo y batata. En este archipiélago de islas tranquilas, la influencia culinaria del resto de Japón se fusiona con técnicas de cocina china importada durante siglos de influencia internacional.

Mercado Makishi en Okinawa
Mercado Makishi en Okinawa.

El mejor lugar para familiarizarse con la amplia gama de ingredientes y platos que conforman la cocina de Okinawa es el mercado Makishi ubicado en la ciudad de Naha. En su planta baja podéis pasear entre sus puestos, lo que os permite disfrutar e incluso probar desde orejas de cerdo con soja hasta lo que denominan uvas de mar frescas, que no son otra cosa que algas bañadas en cítricos y soja que explotan en tu boca como el caviar. En la planta superior, el mercado ofrece una variada degustación de menús en los diferentes restaurantes disponibles, lo que os permitirá probar los apetitosos bocados que tenéis a vuestro alcance como son el erizo de mar fresco o el cangrejo de manglar.

El Chanpurū: protagonista de la cocina de Okinawa.

El Chanpurū, un salteado de tofu y huevo muy típico de Okinawa.

Otro plato local muy recomendable es el sabroso salteado de tofu y huevos característico de Okinawa, también conocido como Chanpurū. Es omnipresente en todas las islas y lo encontrareis de varios sabores: goya Chanpurū, que se prepara con calabaza amarga, el fu Chanpurū que se elabora con gluten de trigo, e incluso hay Spam Chanpurū, hecho con fiambre Spam, que empezó a incluirse en los menús de Okinawa después de la Segunda Guerra Mundial debido a la presencia estadounidense.

Uno de los mejores lugares para probar el Chanpurū es el restaurante Emi no Mise, ubicado en Ogimi Village, en el norte de la isla principal de Okinawa. Allí no solo se prepara un delicioso y abundante goya champuru, sino que este pequeño y rústico restaurante es famoso por su «Menú de longevidad» consistente en platos elaborados con ingredientes locales, la mayoría de los cuales se cultivan en el  propio pueblo. Sin duda, este es el lugar donde comer si quieres vivir una vida larga y saludable y es que Ogimi Village es el hogar de la mayoría de las personas centenarias del mundo.

Una amplia oferta de alimentos saludables.

Como parte de la increíble experiencia culinaria que nos depara Okinawa, recomendamos probar diferentes propuestas como el zumo de cítricos shikuwasa, lleno de vitamina C, un tazón de sopa tradicional de tinta de calamar, con un caldo negro viscoso lleno de nutrientes, o un trozo de tofu de Okinawa, que contiene tres veces la proteína que se encuentra en el tofu continental.

Si te gustan los dulces, busca los deliciosos panes y pasteles de Yaedake Bakery, todos elaborados con harina de trigo integral y sin huevos, lácteos ni conservantes.

Los izakaya, una visita obligada.

Bar izakaya en la ciudad de Naha, en Okinawa.

Para una experiencia de inmersión total en la vida local, nuestra recomendación es acudir un bar izakaya de barrio, como, por ejemplo, Urizun en Naha. Los izakaya son tabernas restaurante donde los lugareños acuden a relajarse picando algo con una copa de vino de arroz de Okinawa llamado awamori. Debes probar los acompañamientos tradicionales como las chalotas isleñas encurtidas en sal y el tofu fermentado en awamori, que tiene un sabor fuerte y se le conoce «Okinawa Camembert».

Y para rememorar toda esta experiencia gastronómica siempre se pueden adquirir souvenirs como una botella de awamori con una serpiente isleña en el fondo para los más atrevidos. Para los golosos, una caja de terrones de azúcar ‘negros’ de la isla de Okinawa. Y para los preocupados por la salud, una caja de hermosas tartas de boniato de Okinawa de Okashi no Porushe. Estos pequeños bocados están llenos de deliciosa pasta morada de camote. La dulzura y el vibrante color púrpura son naturales y las tartas están hechas completamente con ingredientes de la isla.



Flipboard Si quieres ver más contenido como éste consulta nuestro Flipboard


A través de
Oficina de Turismo de Japón

Redacción

La Redacción de GenexiGente se dedica a preparar los mejores contenidos para que puedas acceder a información de alto valor añadido relacionada con el buen gusto, el lujo, el bienestar y la calidad de vida.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba