Tendencias

Podcast: Vuelos privados, una opción razonable para un público exigente.

La aviación comercial va a experimentar una profunda reestructuración fruto de la crisis económica del COVID-19 y de las medidas que van a penalizar la utilización de combustibles fósiles.

Vuelos privados
Jet Privado

La pandemia provocada por el COVID-19 está provocando un profundo cambio de carácter estructural en la aviación comercial a nivel global. Pero no es el único acontecimiento que va a marcar la evolución del sector en los próximos años ya que el Foro Económico Mundial, entre otras medidas que van a conformar lo que han denominado como el gran reinicio económico, destaca la que tiene que ver con la penalización que van a sufrir aquellas empresas que atenten directamente contra el medio ambiente y ya sabemos que la aviación es una de las industrias que mayor impacto tiene sobre la contaminación medioambiental debido a que las aeronaves se propulsan con combustibles fósiles.

Así que fruto de esta circunstancia, y acelerada notablemente con la rápida extensión de la pandemia, las compañías aéreas que quieran operar en el futuro tendrán que instaurar nuevos modelos de gestión que conlleven un profundo cambio en el modo en el que se desplazan a lo largo y ancho del globo.

Por otra parte, y eso sí debemos atribuirlo a la pandemia directamente, está consolidándose un tipo de perfil que desea huir de las grandes aglomeraciones que convocaba hasta ahora la aviación comercial. Y es que cada vez más personas sentían cómo viajar en avión representaba un modelo cada vez menos placentero y una forma de desplazarse que dista mucho del estilo de vida, el confort y un nivel de exigencia mínimo y aceptable. Con la llegada del COVID-19, a este sentimiento habrá que añadir el profundo deseo de mantener una cierta distancia con el resto de viajeros, una circunstancia que sin duda va a dar entrada, y de hecho ya se está consolidando, a una nueva oferta de vuelos de carácter privado e incluso compartido cuya máxima será la vuelta al confort y calidad de un servicio que utilizado para un desplazamiento de largas distancias debe aportar un cierto valor añadido.

Las compañías de jets privados están creciendo en número conscientes de la necesidad de atender las expectativas de un público objetivo cada vez más exigente y, sobre todo, más numeroso que se suma a un servicio cuya base debe construirse a partir de conceptos como la exclusividad y la calidad. Unas iniciativas que por su naturaleza van a captar la atención de los viajeros que quieran retornar a un estilo de vida mucho más alto gracias a un intercambio comercial razonable y beneficioso para ambas partes.

Un nuevo modelo de explotación comercial para los jets privados

A los servicios ya tradicionales de tipo charter o exclusivo que prestan las compañías que operan vuelos privados debemos añadir un nuevo modo de comercializar soluciones de alto valor añadido a cambio de una suscripción que, en virtud de su modalidad, el cliente tendrá acceso a un conjunto de beneficios que le permitirán viajar a través de una experiencia única.

Una de las compañías aéreas pioneras en la introducción de esta modalidad de suscripción fue SurfAir, una empresa que opera en California, Estados Unidos, y que cuenta con cuatro planes de contratación que van desde el Access (199 dólares al mes), pasando por el Advanced o el Freedom (999 dólares y 2.499 dólares al mes respectivamente), hasta alcanzar el Unlimited (2.999 dólares al mes), sin duda el top en su gama de soluciones o packs mensuales disponibles.

Otra compañía que ha implementado la modalidad de suscripción es la estadounidense XO, quien a través de una excelente red de partners relacionados con el sector del lujo, ha instaurdado una serie de modalidades que van desde la más básica, denominada Rise (595 dólares al año), pasando por Select y Signature (250 dólares y 500 dólares al mes respectivamente), hasta alcanzar la Elite (1.000 dólares al mes). Para contratar las modalidades intermedias Select y Signature el cliente debe realizar un depósito de 50.000 dólares, mientras que para poder contratar la Elite el usuario debe abonar 100.000 dólares de depósito.

La gama de servicios incluidos en cada modalidad de contratación es cada vez más amplia ya que, además de otorgar a la compañía la capacidad financiera de obtener ingresos regulares fijos, precisamente esta circunstancia permite afrontar sustanciales mejoras en la prestación de un servicio sobre el que se invierte de forma casi constante para atraer a un público objetivo cada vez más numeroso y representativo ávido por disfrutar de una experiencia realmente premium a la hora de viajar en avión.

Otra singularidad que se está consolidando en la comercialización de vuelos privados es la posibilidad de compartir viaje con otras personas siempre dentro de unos parámetros que obviamente garanticen la calidad de servicio. Sin embargo, es un buen modo de huir de la aviación comercial convencional para adentrarse en una experiencia de alto valor añadido a un precio razonable teniendo en cuenta que cada vez más cabría equipararse a los costes de un vuelo en clase business que cualquier compañía tradicional puede ofertar.

En definitiva, los vuelos privados presentan cada vez más ventajas y representan un modo de viajar que sin duda implica un profundo cambio con respecto a lo que se viene sufriendo en la aviación convencional y que probablemente está destinado a reducir notablemente su cuota de mercado, un mercado que va a ser testigo de una profunda reestructuración y que en mi opinión transformará el modo en el que los usuarios acceden a las nuevas tarifas que se derivarán de una política respetuosa con el medio ambiente y que tendrá que hacer uso de combustibles más eficientes como el combustible de hidrógeno obtenido a partir de energías renovables.

Juan Carlos Navarro

Fundador de la agencia de marketing MarketinLife lleva 10 años proporcionando servicios de consultoría tanto a nivel nacional como internacional. Interesado siempre en el intercambio de bienes y servicios de alto valor añadido, acumula más de 20 años de experiencia en el sector de Nuevas Tecnologías trabajando con grandes empresas y marcas ayudando en sus procesos de transformación digital.
Botón volver arriba