Yates

Yate Mangusta Oceano 44, lujo y estilo para disfrutar del mar.

Puntos destacados de la historia
  • Las diversas áreas de relajación del yate elevan el concepto de vida a bordo a su máxima expresión

Construido conjuntamente por el departamento de ingeniería de Mangusta y el reconocido diseñador de yates de lujo Alberto Mancini, el Oceano 44 combina la tecnología y el estilo para reinterpretar el concepto de vida en el mar.

El barco presenta tres cubiertas o alturas y aunque muchos expertos lo califican como una evolución del modelo anterior, el Oceano 43, este Mangusta Oceano 44 presume de una personalidad propia fabricada a base de encanto y audacia que ayudará a su propietario a explorar el mundo cómodamente.

Grandes espacios como los 104 metros cuadrados de la terraza convierten el Oceano 44 en un barco único en su clase. La integración perfecta que existe entre las diferentes áreas de este yate otorgan una continuidad a los diferentes ambientes que conforman el recorrido por sus diferentes pisos y permiten aprovechar al máximo la vida a bordo sin renunciar al lujo y al confort que caracteriza a este tipo de embarcaciones.

Una obra de ingeniería concebida para surcar los mares.

El Mangusta Oceano 44 es un yate fabricado a base de acero y aluminio, con un perfil aerodinámico y elegante pero que también ofrece un rendimiento sobresaliente.

Alcanza las 4.500 millas náuticas, una velocidad máxima de 16 nudos y una velocidad de crucero de 11 nudos, siempre garantizando la comodidad de los huéspedes gracias a sus estabilizadores de velocidad cero y en marcha.

Cubiertas y estancias pensadas para disfrutar del entorno.

Las diversas áreas de relajación de este yate de lujo transmiten la sensación de abrazar el mar.

El interior de Mangusta Oceano 44 combina materiales fríos y cálidos, superficies lacadas con maderas mate, mármoles y cuero, todo ello interpretando de un modo impecable el estilo minimalista contemporáneo.

Las diversas áreas de relajación elevan el concepto de vida a bordo a su máxima expresión ya que una de las características que mejor distinguen a este yate es la de transmitir la sensación de abrazar el mar desde puntos estratégicos como por ejemplo las dos piscinas de estilo infinity ubicadas en la cubierta sol y en la cubierta principal. En estos emplazamientos se elimina cualquier barrera con el entorno circundante creando una experiencia de inmersión muy completa.

La terraza solarium del yate es otro de los puntos clave desde el que disfrutar de impresionantes vistas del mar tanto al amanecer como al atardecer.

El club de playa del barco ha sido concebido para ser el corazón de la vida social y una vez se abre el espejo de popa y se despliegan las terrazas laterales se convierte en un entorno marino iluminado por la luz natural que se filtra a través de las aberturas laterales y de la cubierta superior parcialmente acristalada lo que da como resultado un área muy acogedora y fresca.

La cabina principal, ubicada en la cubierta principal, está conectada a la cubierta superior por los tragaluces creados en el fondo de la piscina infinity que dejan que la luz natural brille y llene la cabina con fascinantes reflejos de agua. Esta cabina está provista de un balcón accionado mecánicamente desde el que el propietario podrá disfrutar de su propia vista privada del océano.

Si buscamos un área algo más exclusiva dentro del yate sin duda debemos acceder al salón de la cubierta superior. Gracias a tres grandes puertas correderas, dos de las cuales ubicadas a los lados, los huéspedes nunca tendrán que elegir entre disfrutar de la mera relajación o admirar las increíbles vistas.

Un yate diseñado de un modo coherente y armónico.

Alberto Mancini ha diseñado una auténtica villa de lujo flotante.

Alberto Mancini ha sabido crear una coherencia de diseño muy armonizada entre las áreas interiores y el exterior del yate, y lo ha conseguido sobre todo gracias a la utilización del vidrio.

Los pasamanos de acero y los baluartes han sido reemplazados por superficies de vidrio transparentes montadas al ras con teca, una solución que ha abierto nuevos escenarios y ha permitido lograr áreas impresionantemente generosas que normalmente serían inalcanzables en un piso tradicional de tres pisos.

El Mangusta Oceano 44 es un yate de lujo que bien podría ser una villa flotante pensada para surcar los mares y descubrir parajes naturales vírgenes y para vivir experiencias únicas sin renunciar al buen gusto y estilo de quienes aman el lujo y el confort.

Video oficial Mangusta Oceano 44.

Juan Carlos Navarro

Fundador de la agencia de marketing MarketinLife lleva 10 años proporcionando servicios de consultoría tanto a nivel nacional como internacional. Interesado siempre en el intercambio de bienes y servicios de alto valor añadido, acumula más de 20 años de experiencia en el sector de Nuevas Tecnologías trabajando con grandes empresas y marcas ayudando en sus procesos de transformación digital.
Botón volver arriba