Alimentación

Qmilk, fibras para textil a partir de la leche

¿Como podemos utilizar las propiedades de la leche para desarrollar productos innovadores, sostenibles y ecológicos beneficiándonos de los recursos que nos ofrece la naturaleza de una manera eficiente?

En este caso un Fieltro natural desarrollado por la compañía alemana Vaude compuesto por un  20% de leche de vaca y un 80% lana,  en su apuesta por buscar constantemente nuevas alternativas a las fibras sintéticas normalmente basadas en combustibles fósiles, ya que el objetivo es hacer un cambio a materiales renovables y de base biológica , y es que la compañía sigue fiel a su estrategia de reducir con eficiencia el impacto medioambiental a la vez que reduce el consumo de recursos causados por un producto a lo largo de su ciclo de vida.

Este innovador fieltro con QMILK proviene de un polímero derivado de la caseína de la leche, que se produce a partir de leche cruda que no se puede comercializar ni utilizar como alimento y que en condiciones normales sería desechada. Sólo en Alemania , cada año se desechan dos millones de toneladas de leche.  En lugar de tirarla, esta leche, que es una materia prima valiosa, se puede procesar en QMILK produciendo fibras de leche. Con el QMILK se pueden desarrollar nuevos productos de manera muy sostenible al reciclar un flujo de subproductos de la industria alimentaria  y aprovechar recursos que en condiciones normales son desechados, como en este caso la leche que ya no se puede consumir debido a las estrictas regulaciones de la industria alimentaria.

La compañía alemana utiliza las fibras QMILK  para producir fieltro. El fieltro es un tejido textil que consta de diferentes fibras unidas entre sí, y en el caso de Vaude, lana y fibras QMILK. La lana proviene de Sudáfrica  en condiciones que están de acuerdo con la política social y ecológica de la Compañía. De la leche, que es un valioso producto natural, se pueden extraer fibras sedosas de proteínas finas que son adecuadas para la producción de fieltro durante un proceso muy eficiente desde el punto de vista energético, produciendo una solución que luego se hace girar en un filamento en un innovador proceso de hilado. Este filamento se une con materiales puramente naturales, lo cual es realmente único porque normalmente necesita productos químicos para lograr esto.

Hasta ahora, la fibra que se usa para este fieltro no puede procesarse en hilo. El hecho de que sólo se usen ingredientes naturales es un desafío para el desarrollo del hilo pero  la compañía alemana está trabajando diligentemente para encontrar una manera de convertir esta fibra en hilo y poder ofrecer más productos con QMILK en el futuro.

Debido al refinamiento con fibras QMILK, el fieltro, que es producido en Alemania, es muy suave al tacto y tiene propiedades naturales antibacterianas en contacto directo con la piel. Vaude está usando este fieltro QMILK en su colección Green Shape Core así como en las correas y el acolchado del cinturón de la espalda y cadera de sus mochilas, también en su calzado Green Shape Core Collection y en sus modelos Made in Germany.

De momento, la leche sólo se ha recolectado en Alemania, pero este sistema se ampliará en todo el mundo en el futuro. Con este fin, QMILK está trabajando actualmente en la creación del primer sistema logístico para la recolección de leche que, hasta ahora, por razones técnicas, no ha sido comercializable, ya que como hemos mencionado anteriormente, la leche todavía contiene ingredientes valiosos y es un producto que ofrece un gran potencial para fines técnicos por su suavidad, resistencia , propiedades antibacterianas y aislante natural.

Botón volver arriba