Yates

Nilaya. Royal Huisman se supera con un velero único e innovador

Este esperado superyate de clase Panamax es el primero en utilizar el nuevo método de diseño y producción FeatherlightTM, exclusivo de Royal Huisman.

El velero de alto rendimiento Nilaya, cuyo nombre significa “hogar dichoso”, se entregó a sus propietarios tras abandonar las instalaciones de Royal Huisman ubicadas en Amsterdam. Este fantástico barco de 47 metros de eslora superó con éxito las duras pruebas a las que fue sometido en el Mar del Norte.

Nilaya by Royal Huisman
Nilaya desplegando todo su poder en el Mar del Norte. Fotografía © Tom van Oossanen

Denominado Project 405 por Royal Huisman, abandonó el astillero de nueva construcción que la compañía posee en Vollenhove para que Rondal instalara la plataforma de balandro de carbono.

Nilaya by Royal Huisman
Fotografía © Royal Huisman

Este esperado superyate de clase Panamax es el primero en utilizar el nuevo método de diseño y producción FeatherlightTM, exclusivo de Royal Huisman. El contínuo control del peso que se ha llevado a cabo a lo largo de la construcción del denominado Proyecto 405, también conocido como Reichel/Pugh – Nauta 154, confirma que el reconocido astillero neerlandés ha logrado su objetivo de reducir en un 11 % el peso de sus yates de crucero de aluminio avanzado. Y lo que es más importante, ha reducido el peso sin sacrificar la rigidez ni reducir la calidad de este crucero de alto rendimiento. El revolucionario método FeatherlightTM del astillero para este velero no consiste un único proceso o técnica de construcción, sino más bien se trata de un enfoque holístico orientado a la construcción de yates de lujo que combina varias soluciones complementarias de ahorro de peso que utilizan componentes de aluminio y fibra de carbono.

Video oficial de las pruebas del balandro Nilaya en el Mar del Norte. © Royal Huisman

Nauta Design creó el concepto general, el diseño exterior y toda la planificación del diseño interior con la decoración sencilla, relajante y contemporánea que se ha desempaquetado por primera vez ahora que las pruebas en mar aboerto se han completado.

FeatherlightTM, una metodología que ya forma parte del ADN de Royal Husiman

Nilaya by Royal Huisman
Todo el equipo de profesionales de Royal Huisman implicado en el proyecto. Fotografía © Priska van der Meulen

El método FeatherlightTM de Royal Huisman es una evolución de casi 60 años de experiencia en la construcción de yates combinando el aluminio con la última tecnología de carbono obteniendo lo mejor de ambos materiales cuyo resultado es un barco de altas prestaciones.

Nilaya by Royal Huisman
Rondal llevando a cabo trabajos en el mástil del Nilaya. Fotografía © Guy Fleury

Por ese motivo, Nilaya es mucho más que un híbrido. El elemento revolucionario del método FeatherlightTM para este balandro de 47 metros de eslora ofrece un yate de crucero a escala global que además proporciona un alto rendimiento competitivo en eventos de carreras de superyates.

Nilaya by Royal Huisman
Rondal y Royal Huisman aprovechan sinergias para construir un velero único. Fotografía © Guy Fleury

FeatherlightTM presenta un enfoque integrado y multidisciplinar que se centra en la reducción de peso a través de la tecnología de construcción de última generación que se emplea en la Agencia Espacial Europea. Este método revolucionario permite al constructor naval determinar exactamente el grosor preciso del material de construcción necesario para lograr así los parámetros de diseño establecidos, incluidos los pesos y balances.

Nilaya by Royal Huisman
Fotografía © Guy Fleury

En el caso concreto del Nilaya, Royal Huisman ha utilizado tanto aleación de aluminio Alustar como composites. Alustar ya tiene un 20% más de resistencia a la tracción que el aluminio normal. y es que en algunas áreas estructurales, la rigidez adicional de los componentes no se logra con más metal, sino añadiendo fibra de carbono al aluminio utilizando las más modernas técnicas de integración. Para alcanzar sus objetivos de una forma precisa, Royal Huisman desarrolló su propia herramienta de software paramétrico. De ese modo puede evaluar rápidamente diferentes diseños estructurales en cuanto a peso, rigidez y resistencia para determinar la combinación óptima a implementar en el balandro.

Nilaya by Royal Huisman
Fotografía © Guy Fleury

El proceso FeatherlightTM utiliza el análisis de elementos finitos (FEA), una metodología de diseño arraigada en la tecnología de las naves espaciales. El modelado FEA permitió la selección de varios materiales de construcción y espesores variados de placas de aluminio Alustar y espaciado del marco para maximizar la rigidez del casco y minimizar el desplazamiento total. Con la ingeniería y el control del peso incorporados internamente, el enfoque fue integral y se extendió a la iluminación, el aislamiento y todos los sistemas mecánicos. El interior también se benefició de un cuidadoso análisis de peso. Todos los miembros estructurales interiores utilizan núcleo de espuma ligera. Este enfoque innovador reduce la brecha de desplazamiento entre los yates compuestos de aluminio y carbono. Las características confortables y robustas de un yate de aluminio son ahora una opción viable para los propietarios que buscan un verdadero rendimiento de navegación.

Rondal aporta la experiencia necesaria para conformar la estructura del barco

Nilaya by Royal Huisman
Fotografía © Guy Fleury

Gracias a la dilatada experiencia en la utilización de fibra de carbono de Rondal, el equipo de ingeniería de Royal Huisman utilizó esta sinergia para analizar y predecir qué componentes estructurales serían los más adecuados para implementarlos en el proyecto. Por ejemplo, todo el techo curvilíneo de 17,5 metros / 57 pies y la estructura de la cabina de invitados están construidas a base de compuestos de carbono. Del mismo modo, el pozo auxiliar empotrado en la cubierta de proa (que se transforma en un área de asientos para cruceros o una cubierta al ras para regatas), también es de compuesto de carbono, al igual que un mamparo hermético, la entrada para la tripulación, los timones gemelos, el tronco de la quilla y un bimini rígido en la cabina.

Nilaya by Royal Huisman
Fotografía © Guy Fleury

Para cualquier crucero de alto rendimiento, un mástil, una botavara y un aparejo fijo de fibra de carbono son fundamentales para mantener el peso lo más bajo y centrado posible para lograr así un equilibrio óptimo.

Nilaya by Royal Huisman
Rondal realizando trabajos en la base del mástil del Nilaya. Fotografía © Guy Fleury

El Project 405 es también el primer yate de este rango de tamaño diseñado para aprovechar la vela de grátil estructurado comercializado por Doyle Sails, una elección que permitió que todo el mástil, el aparejo y los componentes de Rondal fueran más ligeros, un punto clave considerando el calado aéreo, es decir, la distancia vertical entre el punto más alto de una embarcación y la línea de flotación, necesario para un barco de clase Panamax. Recordemos que la clase Panamax se refiere a las embarcaciones diseñadas para ajustarse a las dimensiones máximas permitidas para el tránsito por el Canal de Panamá.

Nilaya by Royal Huisman
El mástil del velero Nilaya. Fotografía © Guy Fleury

Para aprovechar los ángulos de escota de la vela de proa muy estrechos posibles, Rondal creó un diseño radicalmente nuevo de cruceta curvada de fibra de carbono que es a la vez más corta y más aerodinámica que cualquier otra disponible con anterioridad. Rondal también suministró cabrestantes cautivos híbridos (carbono y aluminio) de nueva generación, escotillas y varios equipos de manejo de velas. La mayoría del hardware de la plataforma es de titanio.

Un yate de lujo que a su vez es un poderoso velero de alta competición.

Nilaya by Royal Huisman
Fotografía © Guy Fleury

El perfil bajo y atrevido de Nilaya con su proa recta, amplio espejo de popa y timones gemelos, se hace eco del aspecto del anterior velero del mismo nombre que poseen los actuales propietarios. No en vano, pertenece a los directorios de las mismas firmas de diseño y arquitectura naval, Reichel/Pugh y Nauta, ambas firmas con una reputación impresionante en yates de vela de alto rendimiento. Explorando todas las opciones para un crucero de rendimiento de lujo que también sea capaz de llegar al podio en las regatas de superyates, el equipo encargado de su diseño y construcción realizó completos estudios en carbono y aluminio utilizando dinámica de fluidos computacional (CFD) para optimizar la forma y el equilibrio del casco.

Nilaya by Royal Huisman
Fotografía © Guy Fleury

Así que, siguiendo un objetivo de peso general acordado, cada departamento recibió un presupuesto de peso que debían cumplir al pie de la letra. Todas las áreas implicadas en la construcción del barco intercambiaron información en tiempo real para que cada decisión a tomar tuviera su correspondiente impacto en el resultado final. Las sugerencias y las oportunidades de mejora se multiplicaron con este modelo de colaboración, logrando con ello un resultado fantástico con un velero que, como el Nilaya, representa un nuevo hito en la construcción de yates de recreo y competición.

Nilaya by Royal Huisman
Operación de paso de mástil a cargo de Rondal. Fotografía © Guy Fleury

Pero más allá del rendimiento de navegación, otro efecto positivo de la aplicación de la metodología FeatherlightTM lo encontramos en que el nuevo yate necesita menos potencia para navegar, un factor clave que deja aún más espacio para el alojamiento interior. En el caso de Nilaya, el equipo de Royal Huisman desarrolló un sistema de propulsión “tribrido” en respuesta a la solicitud de los propietarios de un motor de emergencia para poder “llegar a casa”. Este sistema flexible proporciona tres formas de impulsar la hélice de paso variable sin la necesidad de contar con un tercer motor o caja de cambios adicional, lo que aporta un ahorro sustancial. Su paquete de baterías permite que el yate funcione en silencio en áreas sin carbono. Del mismo modo, una mirada crítica al sistema HVAC y la selección de fancoils (emisores utilizados para calentar o enfriar el ambiente en sistemas de climatización), y expansión directa para cada habitación redujo otros 600 kg el peso del sistema.

Desafiando a todo un mito

Nilaya by Royal Huisman
Fotografía © Tom van Oossanen

Para los diseñadores de interiores y exteriores de Nauta Design, Nilaya representa el yate a vela más grande que han abordado hasta ahora en su extensa cartera de proyectos. Si bien puede compartir algunas características de perfil con su predecesor de regatas Maxi Class de 34 metros de eslora, este yate es algo más de 12 metros más largo y está diseñado para disfrutar de cruceros de lujo, aunque con una velocidad muy superior.

Nilaya by Royal Huisman
Fotografía © Tom van Oossanen

Uno de los aspectos más relevantes a tener en cuenta en este nuevo barco fue el de lograr reducir el ruido y la vibración sin incrementar el presupuesto de peso que cada departamento tenía asignado. Así, para mantenerse dentro del presupuesto de peso interior, Royal Huisman realizó estudios de atenuación de sonido y desarrolló sofisticados panels utilizando corcho, espuma, panal y otros materiales.

Nilaya by Royal Huisman
Fotografía © Guy Fleury

Para perfeccionar la forma del casco, Reichel / Pugh Yacht Design contó con la ayuda de los mejores consultores de dinámica de fluidos computacional (CFD) del mundo, Caponnetto Hueber y Giorgio Provinciali, un equipo de profesionales con dos décadas de experiencia en la Copa América. Más allá del análisis CFD convencional, el arquitecto naval John Reichel explicó que aplicaron un sofisticado análisis de código RANS para predecir la turbulencia submarina generada por el casco, la quilla, los timones y las hélices. Es el método utilizado para optimizar los cascos de los submarinos. Toda una innovación puesta al servicio de la navegación de placer y de la de alta competición.

Nilaya by Royal Huisman
Fotografía © Guy Fleury

Por otra parte, los arquitectos navales recopilaron una gran cantidad de datos de olas de las zonas de navegación favoritas de los propietarios del barco y desarrollaron nuevas formas de casco para ejecutar el código RANS CFD y mejorar así las características de navegación y movimiento del yate. Y es que a medida que Reichel/Pugh mejora el rendimiento de sus diseños de superyates, saben que es fundamental mejorar también las características de navegación en las olas, tanto a vela como a motor.

Nilaya by Royal Huisman
Nilaya ofrece un gran rendimiento tanto a vela como a motor. Fotografía © Royal Huisman

A medida que el plan de navegación se desarrollaba en colaboración con Rondal y Doyle Sails, la ejecución de un Programa de Predicción de Velocidad (VPP), demostró que el yate proporcionaba un rendimiento excepcional. El VPP predice que el yate es capaz de superar la velocidad del viento cuando llega a barlovento solo con la vela mayor y el foque, incluso con una brisa de 10 nudos.

Nilaya by Royal Huisman
Fotografía © Guy Fleury

Y para concluir con todo este despliegue tecnológico y matemático, llegó el turno del análisis de elementos finitos (FEA), que es un cálculo geométrico matemático complejo que se utiliza para predecir cómo reaccionará una pieza o un producto completo bajo tensiones como carga, fuerza, calor, vibración, etc. Ser capaz de observar una pieza en tres dimensiones también predice cómo reaccionará la pieza cuando se apliquen las mismas tensiones en sus piezas vecinas, identificando así posibles puntos débiles o vulnerabilidades que pueden corregirse durante la fase de diseño. Se trata de una especie de prototipo digital, pero mucho más preciso y desarrollado mucho más rápido. Todas las soluciones se pueden aplicar sin tener que construir y probar nuevos modelos físicos.

Nilaya by Royal Huisman
Fotografía © Guy Fleury

Royal Huisman usó el análisis de elementos finitos (FEA) del modelo 3D de Nilaya para afinar la ingeniería a un nivel mucho más alto, ajustando el grosor de la placa en el ordenador y prediciendo la rigidez longitudinal o la desviación del barco.

Especificaciones principales

  • Nombre del yate: Nilaya
  • Tipo: Balandra de crucero de alto rendimiento 46,8 m / 154 pies
  • Eslora total: 10 m / 33 pies
  • Calado: 4,5 – 6,9 m / 15 – 23 pies
  • Alojamiento: 8 – 10 propietarios / invitados + 8 tripulantes
  • Concepto general, ext. & interiorismo: Nauta Design
  • Arquitectura naval: Reichel/Pugh
  • Constructor: Royal Huisman
  • Construcción: Compuesto de aluminio y carbono
  • Año de entrega: 2023








Juan Carlos Navarro

Fundador de la agencia de marketing MarketinLife lleva 14 años proporcionando servicios de consultoría tanto a nivel nacional como internacional. Interesado siempre en el intercambio de bienes y servicios de alto valor añadido, acumula más de 20 años de experiencia en el sector de Nuevas Tecnologías trabajando con grandes empresas y marcas ayudando en sus procesos de transformación digital.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba