Alimentación y Bebidas

Aceite de oliva El POAIG, sabor y tradición codiciados y cotizados.

Su elevado valor de mercado refleja la calidad y singularidad de un producto cuyo origen se sitúa en España y cuya esencia recorre los rincones más exclusivos del mundo.

En El Poaig tienen el privilegio de poder elaborar aceite de oliva virgen extra procedente de olivos milenarios. Estos árboles son realmente grandes y, de hecho, para determinar la edad de un olivo se mide el perímetro de su tronco. Su fortaleza y su capacidad para absorber los minerales del suelo permiten que produzcan frutos de extraordinaria calidad. El maestro aceitero de El Poaig lo sabe, y por ese motivo su dedicación se centra en elaborar uno de los mejores aceites de oliva del mundo, un aceite que nace en El Maestrat, en España, tierra de grandes ideas e iniciativas de alto valor como la que os presentamos a continuación.

Aceite de Oliva El POAIG
Fotografía © El Poaig

El aceite de oliva virgen extra de El Poaig.

Aceite de Oliva El POAIG
Olivos de entre 1.000 y 3.000 años son la base de un aceite de oliva singular. Fotografía © El Poaig

Al igual que sucede con nuestros antepasados, estos aceites tan especiales nacen de conversaciones a la sombra de los olivos, de una vida en contacto con la naturaleza, de la cual EL Poaig es capaz de extraer el estupendo sabor de los aceites. Esta marca nos ofrece la oportunidad de disfrutar de este producto tan mediterráneo, tan sano, tan único de cada lugar. Y de cada año. Y es que, con cada cosecha, se descubren nuevos matices en los aceites.

Con una producción cercana a las 3.000 botellas anuales, este aceite de oliva se ha convertido en uno de los más codiciados del mundo y, consecuentemente, en uno de los más caros y exclusivos a nivel global. Los paladares más exquisitos pueden degustarlo en países como Estados Unidos, Japón, Emiratos Árabes, China, Singapur e incluso en buena parte de Europa. Todo un placer al alcance de quienes realmente quieran disfrutar de un «oro líquido» único.

Conozcamos los diferentes aceites que pone sobre la mesa una marca que sabe aprovechar todo el potencial que su entorno es capaz de ofrecer.

El Verd del Poaig.

Este aceite de oliva virgen ecológico tiene un color y sabor que recuerdan al verde de los campos. Está elaborado con cuatro variedades de oliva, lo que da un perfecto equilibrio de sabores.

  • Canetera: Esta variedad en peligro de extinción, autóctona de El Maestrat, da a este aceite el toque único característico de esta tierra. Gracias a la elaboración de estos aceites, la empresa puede salvar esta variedad de oliva cuyo aceite tiene una gran personalidad, con un contenido de 82 % en ácido oleico.
  • Arbequina: Da a este aceite un toque dulce y más suave, compensando la intensidad de los demás.
  • Alfafarenca: Oliva autóctona valenciana perfecta para combinar con otros aceites. Tiene la propiedad de alargar la vida de los aceites.
  • Picual: Su característico sabor fuerte y ligeramente fresco aporta frescura y carácter a este aceite. Tiene alto contenido en polifenoles, que hacen este aceite especialmente saludable.

El Mil y sus olivos milenarios.

En El Poaig tenían como objetivo elaborar un aceite que recogiera toda la esencia de sus olivos milenarios. Estos olivos han pervivido en unas tierras que, durante generaciones y generaciones, han tenido diferentes usos. Por eso tiene un sabor complejo. Es un aceite frutado intenso hecho con oliva variedad Farga, cuyo sabor recuerda a la hierba recién cortada, con matices florales, de azahar, frutos secos, hoja de naranjo, almendra y alcachofa. Cada uno interviene en el aroma de los demás, ya que están bien definidos.

Su maridaje perfecto es con platos frescos, no muy salados. Por ejemplo, ensaladas, verduras frescas o frutas.

Carmen del Poaig.

Aceite de oliva EL POAIG
Carmen recoge la esencia del aceite de oliva que se elaboraba en tiempos de la abuela de Joaquim. Fotografía © El Poaig

Carmen es el nombre de la abuela de Joaquim, uno de los integrantes de la empresa, quien sacaba de El Poaig las olivas para elaborar aceite hace muchos años. La marca no podía sino dedicarle el nombre de uno de sus aceites.

De ese modo se completa una colección envidiable, con un aceite de Arbequina, Alfafarenca y Hojiblanca; así piensan en El Poaig que serían los aceites elaborados en la generación de Carmen. Este aceite tiene el color verde tan característico de sus aceites. Su sabor tiene un toque amargo y picante, con notas de almendra y alcachofa.

Hablamos de un aceite muy versátil. Combina con variedad de platos: ensaladas, salsas, pastas, carnes, etc. Incluso, es perfecto para preparar postres.

El Maestrat, el origen de un aceite de oliva extraordinario.

Aceite de Oliva El POAIG
Gracias a su actividad, la marca contribuye a la conservación de El Maestrat. Fotografía © El Poaig

El Maestrat es una comarca rica en historia que abarca el norte de la provincia de Castellón y el sureste de la provincia de Teruel. Sin embargo, una parte de su encanto natural está en riesgo de extinción, y con ello, sus olivos milenarios. Gracias a El Poaig no sólo disfrutamos de uno de los mejores acietes de oliva del mundo, sino que además contribuímos a mantener un entorno capaz de otorgarnos manjares realmente exquisitos. Adquirir uno de sus aceites significa contribuir a mantener variedades de oliva en peligro de extinción, como la Canetera.

Disfrutar del aceite de oliva de El Poaig es saborear la tradición y también la naturaleza, por su fabricación artesanal. ¡Hay que probarlo al menos una vez en la vida!



Flipboard Si quieres ver más contenido como éste consulta nuestro Flipboard


Redacción

La Redacción de GenexiGente se dedica a preparar los mejores contenidos para que puedas acceder a información de alto valor añadido relacionada con el buen gusto, el lujo, el bienestar y la calidad de vida.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba