Ocio y Entretenimiento

Jurassic World Dominion, la supuesta última entrega de la saga de dinosaurios.

Una película bien realizada, entretenida y cargada de acción que incorpora innumerables recursos de corta y pega desde un punto de vista narrativo.

Parece que todavía somos capaces de tolerar una nueva entrega de una trama que lleva con nosotros quizá demasiado tiempo. Y es que Jurassic World Dominion nos traslada a un escenario en el que los dinosaurios deambulan entre nosotros como si tal cosa.

Jurassic World Dominion
Fotografía © Universal Pictures.

Pero no debemos preocuparnos en exceso por esta nueva convivencia ya que las especies más peligrosas de esta nueva entrega, a excepción del velociraptor Blue, viven en un entorno cerrado en los Alpes italianos al amparo de Biosyn, una compañía de ingeniería genética que para esta película ha tomado el relevo de la archiconocida InGen.

Acción y nostalgia son los ingredientes más destacados de Jurassic World Dominion.

Jurassic World Dominion
Fotografía © Universal Pictures.

Colin Trevorrow, quien fue coguionista de Jurassic World y Jurassic World Reino Caído, dirige esta película que habría dado mucho más juego si las especies más peligrosas hubiesen interactuado más en la vida cotidiana de las personas en las grandes ciudades y otros entornos. Sin embargo, llevar el contenido hasta ese extremo de acción probablemente provocaría un alejamiento del espectador con respecto al verdadero motivo central de esta nueva entrega, una trama en la que el hilo conductor a lo largo de todas las entregas de esta saga ha sido la amenaza que representa la experimentación genética y sus graves consecuencias si se actúa de un modo poco ético.

Jurassic World Dominion
Fotografía © Universal Pictures.

Bien llevada desde un punto de vista de guión, la historia se centra en el reencuentro de los científicos que se han situado en todo momento en el lado de la sensatez y el sentido común. La doctora Ellie Sattler (Laura Dern), y Alan Grant (Sam Neill), junto con Ian Malcolm (Jeff Goldblum), vuelven a protagonizar una cruzada contra un experimento científico que puede ser devastador para la vida en la Tierra. Sus interpretaciones son brillantes y en ocasiones nos recuerdan a esos torpes personajes que a duras penas podían sobrevivir en el Parque Jurásico original de 1993.

Jurassic World Dominion
Fotografía © Universal Pictures.

Por otra parte, nos encontramos con el hecho de que Maisie (Isabella Sermon), la «hija» adoptiva de Claire Dearing (Bryce Dallas Howard), y Owen Grady (Chris Pratt), es secuestrada junto con la cria de velociraptor de Blue, el animal que en esta entrega sigue demostrando un fuerte vínculo con Owen. En un alarde de entendimiento, ese vínculo entre el adiestrador y el animal parece encontrar el modo en el que nazca la promesa de retornar a su cría de nuevo al dulce hogar construido entre las montañas.

Jurassic World Dominion
Fotografía © Universal Pictures.

Estas dos historias paralelas poco a poco se irán encontrando hasta fundirse en una única que refuerce el mensaje de todo el planteamiento de la saga. Eso sí, la acción trepidante, los gritos y los nervios están garantizados con una puesta en escena repleta de una acción que no ofrece ningún respiro a lo largo de las casi dos horas y media que dura la película.

Un nuevo mundo gris y apocalíptico.

Jurassic World Dominion
Fotografía © Universal Pictures.

Jurassic World Evolution está repleto de muchas cosas. Referencias claras a un estilo de vida que puede acabar con todo. Desde mercados clandestinos y traficantes de dinosaurios hasta plagas capaces de destruir con rapidez y eficacia cualquier atisbo de esperanza para la vida en la Tierra.

Jurassic World Dominion
Fotografía © Universal Pictures.

El guión parece ignorar de nuevo las lecciones que aprendimos en la original Parque Jurásico para incorporar todavía más elementos que provoquen la reacción del espectador ante una realidad que quizá pueda darse en un futuro no tan lejano.

Un estilo narrativo orientado a un espectador que pierde el interés con facilidad.

Jurassic World Dominion
Fotografía © Universal Pictures.

Colin Trevorrow ha tenido que lidiar para esta nueva entrega con un reto difícil de abordar. En la era de TikTok o de los «shorts» de YouTube, mantener la atención del espectador requiere de tretas y estrategias que lleven a explicar la trama aplicando todos los recursos narrativos a su alcance. Por ese motivo, a lo largo de la película nos encontramos con numerosos atajos que en ocasiones dejan de lado la inmaculada realización o incluso la profundidad en determinados contenidos y presentación de personajes. Tal es el caso de la piloto y contrabandista Kayla Watts (DeWanda Wise), un personaje relevante del que apenas tenemos información y del que no es necesario exponer más que sus propios actos para situarla debidamente en el contexto de toda la trama. O el propio Franklin Webb (Justice Smith), el experto en tecnología al que conocimos en la anterior película de la saga y del que no conocemos nada más que su gran habilidad con los ordenadores.

Una película de copiar y pegar.

Jurassic World Dominion
Fotografía © Universal Pictures.

Si calificamos a Jurassic World Dominion como una película «entretenida» probablemente el lector sepa mucho mejor de qué estamos hablando cuando nos referimos a una narrativa de conveniencia que golpea nuestra atención con recursos que vienen utilizándose a lo largo de toda una saga que probablemente llegue a su fin con esta última entrega. No obstante, y dado el carácter abierto con el que de nuevo sus guionistas concluyen esta película, será de nuevo la taquilla quien sin duda influya en esa decisión.

Ni siquiera el sentimiento de nostalgia por volver a ver juntos al doctor Grant, doctora Sattler e Ian Malcolm, puede alejarnos de la idea de una entrega carente de mordiente que nos permite anticipar fácilmente las escenas más «peligrosas» de la película. En nuestra opinión, se ha desperdiciado una oportunidad única de rendir homenaje a una historia original que en su día supuso un antes y un después en la historia del cine. A pesar de los grandes efectos especiales, de las terribles criaturas que acechan a los protagonistas y de la acción constante que envuelve toda la película, Jurassic World Dominion se disfruta a medias a través de una narrativa muy predecible propia, si bien es cierto, de un género que no oculta una idiosincrasia que es en sí misma su fortaleza y su debilidad.

GenexiGente opina sobre Jurassic World Dominion

Valoración de GenxiGente - 5

5

Una película bien realizada, entretenida y cargada de acción que incorpora innumerables recursos de corta y pega desde un punto de vista narrativo.

Valoración de los lectores: Todavía no hay valoraciones


Flipboard Si quieres ver más contenido como éste consulta nuestro Flipboard


Juan Carlos Navarro

Fundador de la agencia de marketing MarketinLife lleva 10 años proporcionando servicios de consultoría tanto a nivel nacional como internacional. Interesado siempre en el intercambio de bienes y servicios de alto valor añadido, acumula más de 20 años de experiencia en el sector de Nuevas Tecnologías trabajando con grandes empresas y marcas ayudando en sus procesos de transformación digital.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba